Make your own free website on Tripod.com
- Urge Solidaridad con Colombia Revolucionaria

Home

- Resolución de la Asamblea de Refundación Comunista (Puerto Rico)
- PRIMER PARTIDO COMUNISTA PUERTORRIQUEÑO
- Colombia: El proximo objetivo de los yanquis
- Fé Inquebrantable en el Futuro Comunista de la Humanidad
- Venezuela: a nuestros hermanos y hermanas de clase de América Latina y el mundo
- Son lamebotas, mas que nunca
- El nuevo equilibrio del terror
- Fascistización de la sociedad global
- Urge Solidaridad con Colombia Revolucionaria
REFUNDACION COMUNISTA DE PUERTO RICO

Intervención del escritor Miguel Urbano Rodrigues, representante del Partido Comunista Portugués, en la II Conferencia Internacional de Solidaridad con Colombia, México, 5 de marzo del 2002

Compañeros:

Estamos aqui reunidos en Ciudad de Mexico para expresar nuestra solidaridad a un pueblo que es víctima desde hace muchos años de la política de opresión y violencia de una de las oligarquías más anacrónicas y crueles del Continente Americano.

Acontecimientos imprevisibles han agravado la situación en Colombia tal como se presentaba en Julio p.p., durante la I Conferencia de Solidaridad, realizada en San Salvador .

La estrategia de militarización del planeta, concebida y ejecutada por el sistema de poder de los EEUU, entró en nueva fase con la guerra de agresión y genocidio contra el pueblo de Afganistán. Supuestamente para combatir al terrorismo, el Gobierno Norteamericano hace del terrorismo de estado un instrumento fundamental de su politica exterior.

La inclusión por el presidente George W. Bush de los movimientos revolucionarios colombianos en la lista de las organizaciones por el definidas como terroristas ha traducido la intención de intensificar la ejecución del Plan Colombia, constituyendo un poderoso incentivo a las fuerzas que en aquel país se opusieron desde el inicio a la creación de la Zona Desmilitarizada y no han dudado en solicitar la intervencion militar directa de los Estados Unidos.

La decisión del presidente Andrés Pastraña de poner termino al Proceso de Paz no fue así realmente una sorpresa. Su gesto, sin embargo, por las circunstancias que lo roderon, tuvo un impacto muy negativo en el area internacional. No fue solamente el secretario general de la ONU que lamentó el fin de las negociaciones de paz. Los paises de la Comisión Facilitadora que acompañaban el dialogo entre las FARC-EP y el Gobierno, en Los Pozos, manifestaron tambien su decepción. Los hechos dejan claro a quien cabe la responsabilidad por la escalada en curso.

Dos horas despues del discurso de Pastraña, el Ejército colombiano penetraba en la Zona Desmilitarizada, la Fuerza Aerea iniciaba bombardeos masivos en la región, y tropas paracaidistas bajaban en San Vicente del Caguan. Lo que choca no es solamente el caracter unilateral de la actitud del presidente. Al violar el compromiso que estabelecía un plazo de 48 horas para la retirada de las FARC-EP de toda la area de despeje que ocupaban legalmente desde fines de 1998, el Gobierno demostró que actuaba con premeditación. Su imagen en el Exterior es ahora la de una Administración tutelada, cuya palabra no tiene ningún valor. Mientras el Alto Comisionado, Camilo Gomez, hablaba todavia de Paz en la Mesa de Dialogo, pero solamente para frenar la discusión de la Agenda de 10 puntos aprobada al comienzo de febrero, las Fuerzas Armadas preparaban, con minuciosidad la invasion de la Zona Desmilitarizada y el ataque aereo a docenas de objetivos. Hay que subrayar que militarmente el operativo fue un fracaso. Las víctimas frueron civiles: cuatro muertos entre los cuales un niño. La indignación de la población local fue tan grande que el presidente tuvo que desplazarse a San Vicente en una tentativa de explicar lo inexplicable. El regreso del Ejército trajo la violencia y la muerte a una zona de la cual la criminalidad habia sido practicamente eliminada con la llegada de las FARC a la ciudad.

Obviamente el dedo de Washington es visible. Las presiones de las Fuerzas Armadas y de los grandes grupos económicos, estimuladas por la agresividad del discurso de Bush sobre el Estado de la Unión, habrán sido determinantes. Pero el hecho de se tratar de un presidente marioneta no disminuye las responsabilidades de Pastraña. Su discurso de ruptura dejará memoria como ejemplo de hipocresía y cinismo pol161tico. En su esfuerzo para justificar la guerra acusa a las FARC de no cumplir compromisos asumidos. No se limita a ignorar la propuesta sobre la sustitución de cultivos ilicitos por ellas presentada al ejecutivo y a organizaciones internacionales. Acusa tambien las FARC - increible pero real - de haber construido puentes y carreteras, sobrepasando el texto de los acuerdos firmados.

Compañeros; ¿que pensar de un gobierno que promueve el paramilitarismo y define como desafio y crimen la construcción de más de mil kilometros de carreteras en cinco municipios en donde hace tres anos solamente era posible llegar de avión o por los grandes rios a ciertos pueblos? Crimen fue también en la perspectiva oficial la pavimentación de la mayoría de las calles de San Vicente del Caguá, antes casi intransitables. Y crimen igualmente el arreglo de las pistas de aterrizaje existentes en la Zona de Despeje.

«Durante tres años - así le respondieron las FARC en un sereno comunicado - buscamos soluciones por la via del diálogo y la negociación para los graves problemas que aquejan a 30 millones de colombianos sin que el gobierno respondiera a estas necesidades del pueblo. Siempre se hizo el de los oídos sordos. La presencia de más de 30 mil compatriotas que participaron en las audiencias publicas, mesas redondas y con ponencias enviadas a la mesa con propuestas de cambios que democraticen la vida económica y política del país, asi como la solicitud del Secretario General de las Naciones Unidas y el presidente de la Conferencia Episcopal en Colombia, corroboran la necesidad de estas transformaciones para lograr la paz con justicia social en nuestro país.»

Las FARC-EP han defendido insistentemente en la mesa de negociaciones la plataforma para un gobierno de reconstrucción y reconciliación nacional. El Gobierno permaneció sordo e impidió la discusión de los itens sociales de la agenda que aprobara.

«Queda claro - concluyen las FARC - que el verdadero objetivo que mueve el Gobierno para tomar la decisión de la ruptura del proceso es el escamotearle al pueblo colombiano la discusión de los temas fundamentales contenidos en la agenda común que trazan el camino a través de la mesa hacia una nueva Colombia.»

Los generales, en Bogotá, hacen brindis por la victoria. Débil es su memoria. Imitando sus colegas norteamericanos en Vietnam y franceses en Argélia, hablan del útimo cuarto de hora de las FARC. Sin embargo lo que los espera es una véz más la derrota. La gran ofensiva en la ex- Zona Desmilitarizada tendrá el mismo destino de las anteriores. Las FARC nunca han pensado en defender las ciudades de la región. De ellas se retiraron para combatir en las selvas y montañas en donde luchan desde hace decenios en una saga épica.

En Junio tuve la oportunidad de pasar tres semanas en un campamento de las FARC-EP. He convivido alli con eses guerrilleros tan calumniados por la propaganda imperialista. ¿Por que luchan ellos? Para cambiar la sociedad monstruosa en que nacieron y crecieron. Están convictos de que la felicidad posible es la meta de la existencia humana. Son jovenes, les gusta reir y cultivan la amistad y el amor. Pero saben que la muerte puede llegar a cualquier momento. Es el precio de la opcion que hicieron. La fusión del sentir y de la palabra, tal como la capté en mi contacto con eses hombres y mujeres solamente se materializa en colectivos revolucionarios como el de las FARC-EP, empeñados en transformar la historia usando las armas como último recurso, pero sobretodo por la fuerza de la razón.

Compañeros; enfrentamos en este inicio del siglo XXI una crisis de civilización, quizás la mayor de la Historia. La estrategia de dominación planetaria del imperio norteamericana transporta el peligro de un fascismo de nuevo tipo. Los crimenes cometidos en Afganistán (cito como ejemplo la matanza de prisioneros em Mazar-i-Charif y el saqueo de Kandahar) fueron crimenes comandados por oficiales del ejército de los Estados Unidos. Hablo con conocimiento del tema, pues conozco bien Afganistán al que visité cuatro veces, para afirmar aqui que tales masacres solamente encuentran precedente en los promovidos por las SS del III Reich alemán de Hitler.

Compañeros; en el combate de los pueblos contra esa estrategia que amenaza la humanidad como totalidad, América Latina cumple un papel fundamental. Nunca como hoy fueron tan favorables las condiciones para una globalizacion continental de la lucha. En la Argentina las masas toman desde hace meses las calles condenando el neoliberalismo y rechazando sus recetas en gigantescas manifestaciones de protesto que asustan a las transnacionales y a Washington. En la Venezuela bolivariana las fuerzas democráticas y progressistas defienden con coraje e imaginacion un proceso revolucionário pacíifico y original. En Brasil, el Movimiento de los Sin Tierra hace estremecer el latifundio y el gobierno que lo proteje. En Ecuador, en Bolivia y en el Perú el desafio de las masas indígenas asume proporciones que alarman Washington y sus proconsules locales. Por todo lado se profundiza la conciencia de que resistir al proyecto del ALCA es una exigencia de la Historia. Si tal proyecto va adelante, America Latina será recolonizada totalmente, provocando un retroceso de siglos.

Es en este contexto que volvemos a reunirnos en México para reafirmar nuestra solidaridad a cuantos, con armas o sin ellas, en las FARC, en el ELN, en el ERP, en los sindicatos, en las fabricas y campos luchan por una Nueva Colombia y contra el Plan Colombia como simbolo de las ambiciones imperiales de EEUU.

En nombre del Partido Comunista Portugués expreso aqui la calurosa solidaridad de los comunistas portugueses al pueblo martirizado de Colombia y de modo especial a los heroicos combatientes de la insurgencia colombiana, continuadorees de la saga libertadora y revolucionaria de Símon Bolívar.Luchando por una Nueva Colombia esos insurgentes luchan hoy por America Latina y por toda la Humanidad.

Muchas gracias.